sábado, 20 de octubre de 2018

Glorieta, la brillantez de ser Monumento Nacional



Texto y Fotos: Roberto Mesa Matos. 

 
Manzanillo. - Desde la tarde de este viernes, la Glorieta, Novia y símbolo arquitectónico de la ciudad del Golfo de Guacanayabo, es Monumento Nacional de la República de Cuba, para inmenso orgullo y alegría suprema de quienes residen aquí.  

La satisfacción multiplicada la compartieron con centenares de manzanilleros Alpidio Alonso Grau, Ministro de Cultura de Cuba; Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en Granma; Manuel Sobrino Martínez, presidente de la Asamblea  Provincial del Poder Popular, otros dirigentes y notables figuras del ámbito artístico cubano, entre ellas los pintores Flora Fong y Kamyl Bullaudy; las actrices Eslinda Nuñez y Adela Legrá, invitadas a la 24 edición de la Fiesta de la Cubanía, y el manzanillero Wilfredo Pachy Naranjo, Premio Nacional de Música 2011.
                                                
Gladys Collazo, presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos
                                            







jueves, 30 de agosto de 2018

Atardecer en el corazón de Manzanillo

                                                                      
                                                                   




                                                                       



Palmera en la ciudad


                                                                


jueves, 28 de junio de 2018

Crecer




Por: Roberto Mesa Matos,
Fotos: Roberto Mesa Matos.
Manzanillo.- Desde hace días conocía que el territorio de Granma se preparaba para recibir “una visita de primer nivel”, lo que sí nunca imaginé fue que me correspondería a mí, como decimos en nuestro argot reporteril, “cubrir” el  acontecimiento.

Sabía, aunque muchas veces para algunos sea contradictorio porque el movimiento borra lo feo, es innegable que cualquiera prepara su casa para que luzca más bonita a los ojos de los visitantes. 

La mayoría de los colegas poseen un extenso y fructifico aval profesional para asumir con  dignidad y total dedicación la obra que nos corresponde a nosotros, estar detrás de “la última” y esa llegó la mañana del miércoles, acompañada por un sol intenso y un calor abrazador.

A las seis de la mañana comenzó todo con la composición del equipo de prensa para la visita de primer nivel anunciada ya por muchos: en unas horas, Miguel Díaz – Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estados y de Ministros llegaría para compartir un recorrido por varias instituciones de interés económico, social e histórico de este costero territorio. 

La primera parada, no podía ser otra, fue el Parque Museo La Demajagua, Monumento Nacional, donde el dignatario aseguró que el histórico lugar estremece los sentimientos revolucionarios y convoca. 

Sobre las once de la mañana aparecieron los primeros autos de la comitiva presidencial y de uno de ellos descendió el mandatario, extendió sus brazos en señal de saludo cordial y el pueblo reciprocó el gesto con gritos de Vivas a Fidel, Raúl, al Socialismo y de apoyo a la misión de continuidad que tiene por delante Díaz – Canel Bermúdez. 

Escoltado por su seguridad personal, muy gentil en cada momento con el pueblo y la prensa, el mandatario cubano visitó la tienda del fondo de bienes culturales La Violeta y el correo central de la ciudad del Golfo. 

Luego salió he iba saludando con su mano alzada en evidente muestra de afecto recíproco: caminaba rápido, pero dejó espacios para los que se acercaron y hablaron de lo humano y lo divino.


Y quién puede hacerles “cuentos de camino” a un dirigente que viene del pueblo, distingue por su inteligencia y análisis de cualquier situación, que creció al lado de las enseñanzas del Líder Histórico de la Revolución, que al asumir su cargo ante los diputados de la Novena Legislatura del Parlamento, comentó que lo hacía con la responsabilidad, con la convicción de que todos los revolucionarios seremos fieles al ejemplar legado de Fidel y Raúl.

El presidente de los Consejos de Estados y de Ministros aseveró a algunas personas que evaluaron las dificultades del acueducto, los problemas con el transporte público y del fondo habitacional, y dijo que los programas de reanimación de las ciudades tienen que impulsarse más, para que todo luzca más bonito, pero todos tienen que ayudar, aunar voluntades para seguir adelante. 

Los integrantes de la visita doblan la calle Narciso López hasta la José Miguel Gómez, hay vítores a la Revolución, a Fidel y Raúl. El presidente cubano escucha atento a un joven hablar sobre los problemas de su vivienda, y que la situación tendrá respuesta poco a poco, de acuerdo a las posibilidades.

El mandatario sube a unos de los autos, se marchan veloces.  Honor, privilegio y compromiso como periodista revolucionario en un día histórico para quienes vivimos en el territorio donde nació la Revolución cubana, y que el Comandante en Jefe calificó como contrafuerte de la Sierra Maestra. Hoy, me siento feliz: crecí como profesional.











martes, 26 de junio de 2018

Un pedacito de Italia en Manzanillo






  
Por: Roberto Mesa Matos.


Manzanillo.- Hoy no sabría precisarles qué era hace muchos años atrás porque mis poco más de treinta años no me permiten definir con exactitud qué albergaba antes el inmueble ubicado entre las intercesiones de las calle Masó y Villuendas, de esta costera ciudad del la oriental provincia cubana de Granma.

Solo recuerdo que por varios años fue una instalación conocida como Mar y Tierra, donde se vendían productos de ambos lugares a bajo costo, y que la clientela era esencialmente adultos mayores y personas con leves trastornos mentales. 

El trascurrir de los calendarios le devolvió vitalidad y hoy es una moderna y confortable unidad gastronómica, con los aires  de aquella estrecha y alargada península que tiene la forma general de una bota en la ciudad del Golfo de Guacanayabo. El colectivo del restaurante Palermo, de Manzanillo regala a diario la exquisita culinaria de Italia, con el toque del Golfo de Guacanayabo. 
Mi mamá Mayren y Jorguito, mi hijo menor degustando sabrosas pizas y espaguetis

Mi niño y yo. En la copa, refresco de piña 

La joven Susana es la capitana de salón del Restaurante Palermo